MEDICINA Y BUCEO

TRATAMIENTO DE LOS ACCIDENTES DE BUCEO

En este artículo se describe de una forma somera la principal aplicación del oxígeno hiperbárico para nosotros, los buceadores; que no es por supuesto la aplicación clínica más importante. Hoy en día las principales patologías tratadas en las cámaras hiperbáricas son los trastornos circulatorios y aquellas situaciones en las que se produce un déficit en la oxigenación de los tejidos. Afortunadamente solo una parte mínima del tiempo de uso de las cámaras se utiliza para tratar accidentes de buceo.

APLICACIONES TERAPÉUTICAS DEL  OXIGENO HIPERBÁRICO (HBO2)

  1. Necrosis avascular.
  2. Radiosensibilización tumoral con oxigenoterapia hiperbárica previa a la radioterapia.
  3. Retraso en la cicatrización del pie diabético.
  4. Oclusión de la arteria central de la retina.
  5. Tratamiento de la metahemoglobinemia.
  6. Tratamiento de los accidentes de buceo.

A. TRATAMIENTO DE LOS ACCIDENTES DE BUCEO

Un accidente disbárico plantea un conjunto de problemas cuya resolución debe iniciarse en el mismo lugar donde se produce el accidente por las personas mas próximas, aunque se trate de personal no sanitario, y finaliza en el Hospital de referencia con tratamiento hiperbárico específico.

El tratamiento puede dividirse en dos fases:

A. Tratamiento inicial.

B. Tratamiento médico.

A.1. Tratamiento Inicial

Será a cargo de las personas que se encuentren más próximas al lugar del accidente; generalmente, los compañeros del buceador accidentado. Sería deseable que dentro de la formación deportiva del escafandrista de nivel básico se incluyeran protocolos básicos de tratamiento en caso de accidente de buceo.

A.1.1. Soporte Vital Basico

Siguiendo los pasos indicados en el artículo anterior; debe ser iniciado por los compañeros de la víctima. Si está consciente y no hay razones que lo contraindiquen se mantendrá en posición lateral de seguridad.

A.1.2. Rehidratación

Si la víctima está consciente debe ser hidratada abundantemente vía oral, aunque no tenga sed. Se hidratará con agua o líquidos isotónicos, bajo ningún concepto se administrará bebidas alcohólicas, café, té o refrescos. El grado de deshidratación, traducido clínicamente como hemoconcentración e hipovolemia puede ser importante, más aún si tenemos en cuenta que la actividad deportiva del buceo se desarrolla sobre todo en verano.

A.1.3. Desnitrogenación Normobárica

El objetivo es frenar la formación de los émbolos de gas, eliminar los que ya se han formado y crear un gradiente de presión que acelere la eliminación respiratoria del gas inerte (Nitrógeno). Se administrará a la mayor concentración posible –el objetivo es alcanzar el 100 % de oxígeno-. Se utilizará un equipo con regulador a demanda inspiratoria, o en circuito cerrado (ambos disponibles en el club y que deberían ser parte del equipo de la barca en cada salida). Ambos han sido diseñados específicamente para los primeros auxilios para buceadores.

A.1.4. Traslado

El primer paso del traslado será activar el sistema de emergencias llamando al 112. Salvo indicación contraria del Centro Coordinador de Urgencias la víctima será trasladada por parte de los compañeros de la víctima hasta el Hospital o lugar más cercano dónde pueda ser atendido por personal sanitario especializado.

B. TRATAMIENTO MÉDICO

B.1. Traslado Medicalizado

Una vez que el personal sanitario asuma el tratamiento de la víctima se inicia el tratamiento medicalizado en la propia unidad de trasporte optimizando el tratamiento anterior: Oxigenoterapia a alta concentración, mantenimiento del estado hemodinámico con fluidoterapia endovenosa y uso de expansores del plasma si es necesario. Se procede a la evaluación neurológica del paciente

B.2. Tratamiento Hiberbárico

Una vez en el Hospital seguirá el tratamiento iniciado y se aplicará la recompresión en cámara hiperbárica multiplaza que constituye el único tratamiento de elección. El aumento de presión aumenta el transporte del oxígeno disuelto en el plasma sanguíneo y no ligado a la hemoglobina. En condiciones atmosféricas normales (1 ATA –una atmósfera total absoluta-) el plasma transporta 0.3 volúmenes de oxígeno disuelto; pero a tres atmósferas absolutas (3 ATA) transporta 6.8 volúmenes. La alta cantidad de oxígeno disponible combate el déficit de oxígeno de los tejidos, disminuye el volumen de los émbolos gaseosos y acelera la eliminación de gas inerte (nitrógeno).

Cuando los síntomas no remiten completamente después del primer tratamiento hiperbárico, se continua con sesiones discontinuas de oxigenoterapia hiperbárica a presiones entre 2-2.8 ATM hasta lograr la remisión completa de los síntomas.

Algunas tablas especiales utilizan mezclas diferentes combinando porcentajes enriquecidos de oxígeno y sustituyendo el nitrógeno por otro gas inerte como el helio.

PRONOSTICO

Excepto en aquellos casos muy graves con aparición de lesiones neurológicas en los primeros minutos; cuando el tratamiento es correcto, la recuperación es total y sin secuelas. Incluso cuando éstas aparecen como zonas de falta de sensibilidad, alteraciones de control de esfínteres, disfunción sexual y parálisis completa o parcial de las extremidades, la oxigenoterapia hiperbárica puede acelerar la recuperación y conseguir una mejoría importante a largo plazo. La evolución es más favorable que en otros tipos de lesiones medulares.

CONCLUSION

Como siempre, en todas las actividades deportivas de riesgo, lo más importante es la prevención. Significa el cumplimiento estricto de las normas de seguridad en el buceo. Ante la sospecha de un accidente, alertar de inmediato a los servicios de emergencia, asegurar hidratación abundante, uso de un equipo de desnitrogenación hiperbárica, y traslado rápido de la víctima al centro hospitalario más próximo.

volver arriba